Ordenan restituir sexo a niño convertido en mujer

Un tribunal de Colombia ordenó hoy devolver la masculinidad a un niño convertido en mujer con una intervención quirúrgica y un tratamiento de hormonas, luego de que un perro destrozó sus genitales.

Pese a que el niño sufrió la destrucción de sus genitales cuando tenía seis meses, la operación de cambio de sexo se realizó siete años después con la autorización de sus padres, dos indígenas del Departamento de Antioquia, en el noroeste de Colombia.

Un día en que los padres del pequeño regresaron a la casa después de sus actividades diarias encontraron que el niño tenía heridas profundas en sus genitales, causadas aparentemente por la mordedura de un perro, por lo que decidieron llevarlo al hospital del municipio de Santafé, a cinco horas de camino.

En el hospital el niño recibió curaciones menores y fue remitido a un centro asistencial de la ciudad de Medellín.

Luego de una reunión interdisciplinaria y previa autorización de sus padres, los médicos decidieron que lo mejor era cambiar el sexo al niño a través del implante de una pseudo- vagina y el sometimiento a un tratamiento hormonal y sicológico.

A partir de ese momento al menor se le cambio su identidad, dejó de llamárselo por su nombre masculino y se lo registró como Martha Ligia, y se le dejó crecer el cabello.

Pero tres años después, el niño se rebeló y exigió que le devolvieran su identidad sexual.

Con la colaboración del personero de su municipio y de una psicóloga, el menor interpuso ante un tribunal una acción judicial donde alegaba el derecho a la integridad física, al nombre, a la personalidad, a la intimidad y al libre desarrollo, garantizados por la Constitución.

El tribunal falló a favor del menor y ordenó al hospital conformar un grupo interdisciplinario, con especialistas en la materia, “con el fin de que se estudie la posibilidad científica de implantar, y de ello ser posible, implante o cree una estructura similar a un pene, que semeje genitales masculinos, acordes a la personalidad del menor”.

El fallo comtempla además un tratamiento hormonal y psicológico para el niño. La decisión adicionalmente ordenó al notario público corregir el registro de nacimiento y cambiar el nombre de Martha Ligia por el original, Bernardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *